En una calle tranquila y flanqueada por árboles, situada detrás de uno de los principales centros comerciales de Lusaka, en Zambia, hay una pequeña vivienda en la que los jóvenes se reúnen para aprender conocimientos tecnológicos, compartir ideas y participar en una comunidad dedicada a los ideales de la innovación, la creatividad y la sostenibilidad.

BongoHive, un proyecto que iniciaron en 2011 cuatro empresarios del lugar, proporciona soluciones tecnológicas creativas que pueden aplicarse a la economía, a la salud, a la educación y a muchos otros ámbitos. Gracias a los centros de innovación como BongoHive, en toda África se está preparando a los jóvenes para el mercado laboral y se les está brindando la oportunidad de aportar algo a la sociedad.

Esta breve filmación fue producida por la Oficina de Investigación Innocenti de UNICEF en 2014 como complemento al Informe sobre el Estado Mundial de la Infancia.