Fanele, de 12 años, vive con su familia en la remota región de Chipata, en la frontera de Zambia con Malawi, en una chabola improvisada.

Es una niña solitaria que sueña con conectarse con el mundo exterior. Empleando el teléfono móvil de su tío, se hizo U-reportera con la intención de marcar una diferencia en su país, que registra unos índices de prevalencia del VIH preocupantes.

La historia de Fanele nos muestra los desafíos que enfrentan los jóvenes en Zambia y nos revela cómo con su pensamiento innovador y su coraje están contribuyendo a cambiar el futuro del país.

Esta breve filmación fue producida por la Oficina de Investigación Innocenti de UNICEF en 2014 como complemento al Informe sobre el Estado Mundial de la Infancia.