La mayoría de los niños y niñas de la India asisten a la escuela gracias a la apertura de más centros de estudio y a un aumento en la matrícula escolar, pero la calidad de la enseñanza deja mucho que desear.

Tradicionalmente, el aprendizaje de la ciencia en la India ha dependido de la memorización. Muy pocas escuelas realizan experimentos. Los escolares repiten como loros las definiciones fundamentales y sus respuestas, y las reproducen en los exámenes. En el proceso, niños y niñas pierden el pleno disfrute de la ciencia.

En 1970, un experimento de vanguardia –el Programa Hoshangabad para la Enseñanza de la Ciencia– intentó revitalizar el aprendizaje de la ciencia en las escuelas rurales. En lugar de utilizar los matraces y probetas usuales, el programa improvisaba un instrumental de laboratorio. Se valía de objetos sencillos, que se podían obtener con facilidad y a poco costo, para hacer del estudio de las ciencias algo divertido. El Programa comenzó en 16 escuelas públicas y se amplió a más de 1.200.

Con mucha frecuencia, los costosos equipos de laboratorio hechos de vidrio se mantienen guardados en vitrinas. Los niños no tienen acceso a ellos. Aquí, los objetos ordinarios se usaron para un aprendizaje de la ciencia basado en la práctica. A los niños y niñas les gustan los juguetes. En el transcurso del juego captan intuitivamente el conocimiento científico que está detrás del juguete.

matchstick-structures

Maquetas con palillos de fósforo: Pueden hacerse maquetas sencillas a partir de palillos de fósforos y un tubito cilíndrico. Este tubito negro de goma se puede encontrar en todas las aldeas. Con estos pedazos de goma, los niños pueden realizar conexiones de 2, 3, 4, 5 y 6 piezas y construir con ellas toda una serie de figuras de dos y tres dimensiones. Según las hacen, aprecian que el triángulo tiene la forma más sólida y comprenden su uso en la fabricación de estructuras de techos y de puentes. Estas maquetas ayudan a que niños y niñas se den cuenta de la importancia de la ciencia, pues ésta se relaciona con la vida real.

balancing-nails01

Rompecabezas de clavos: Los clavos de 10 centímetros de largo –que se usan para la fabricación de marcos de puertas de madera– se encuentran incluso en las ferreterías de los lugares más remotos. ¿Puedes mantener en equilibrio 10 clavos sobre la cabeza de otro clavo asentado verticalmente? Parece imposible, pero puede hacerse fácilmente. Jugando con esto los escolares pueden captar intuitivamente los fundamentos del equilibrio y del centro de gravedad.

Rociador de pajita: Atraviese una pajita por la mitad con una varilla rígida. Haga dos cortes equidistantes en la pajita. Doble los extremos [después del corte] hasta formar un triángulo y únalos con cinta adhesiva. Introduzca el rociador en un frasco de vidrio con agua, haga girar la varilla y ¡el agua rociará por todas partes! Los escolares captarán espontáneamente la fuerza invisible de la rotación. En un día cálido de verano, resulta inmensamente divertido para los niños regar plantas con este rociador.

¿Cuántas cosas caben en una caja de fósforos? Intente guardar objetos pequeños –sólo un espécimen de cada clase– en una caja de fósforos vacía. Los niños empiezan por mirar su entorno de manera escrutadora, en busca de pequeñas cosas: una semilla de mostaza, un grano de arroz, una hebra de hilo o el pedacito de una hoja. En una de estas competencias, hace 30 años, ¡un niño pudo guardar 250 especímenes! En la actualidad, los niños y niñas podrían ciertamente superar ese récord.

magical-flute03

Flauta mágica: Aplane, presionándolo, uno de los extremos de una pajita de plástico, luego haga dos cortes sesgados para darle una forma lanceolada. Llévese esta caña a la boca y sople. La caña vibrará y emitirá una nota musical. ¡Haga unos cuantos agujeros en la pajita y tóquela como una flauta! Los escolares pueden aprender muchos principios de acústica a través de esta actividad. Siga cortando la pajita para escuchar una escala de notas, de graves a agudas.

slipper-inset

Inserciones en zapatillas: Los pobres usan zapatillas de goma. La base de una zapatilla rota sirve como un material educativo Montesori. Corte un triángulo, un cuadrado y un círculo en la base de goma. Constituye un buen puzle de inserción para niños pequeños, especialmente para los que tienen problemas de visión. Como no tiene bordes disparejos, es un entretenimiento seguro para niños y niñas.

dc-motor01

Motor elemental: El motor eléctrico proporciona energía a muchos aparatos domésticos: ventiladores, neveras portátiles, refrigeradores, bombas de agua y lavadoras. Sin embargo, pocos niños llegan alguna vez a fabricar un motor. Además de una batería de linterna de 1,5 voltios, necesita un imán de ferrita, dos alfileres imperdibles grandes, dos bandas elásticas cortadas de una cámara de bicicleta y 1 metro de alambre de cobre aislado del que se usa para rebobinar motores. El alambre se enrolla tomando la batería de molde. A un extremo del alambre se elimina completamente el material aislante para dejar ver el cobre reluciente que está debajo. Al otro extremo sólo se elimina el material aislante en sus tres cuartas partes: el material aislante que queda en este extremo actúa como un interruptor. Este improvisado interruptor es el corazón del motor. Funciona como la “escobilla” o el “conmutador” de un motor DC. Una niña se quedó tan fascinada por este motor mágico que se levantó a medianoche y lo puso a funcionar durante unos minutos y luego regresó a dormir.

Medios audiovisuales en la Red

Durante los últimos 10 años, un equipo especializado de personas competentes y compasivas ha intentado hacer de la ciencia algo divertido y accesible para los niños, especialmente los más pobres. Estos experimentos científicos de bajo costo utilizan botellas plásticas, envases de cartón, periódicos, palos de escoba, tarjetas postales y otros materiales de desecho. El grupo tiene 4.300 vídeos cortos doblados a 20 idiomas diferentes en su página web.

Además de ayudar a las escuelas situadas en lugares remotísimos de la India, estos medios ayudan a escolares y maestros a hacer divertido el aprendizaje de la ciencia en países de África, Asia y América Latina. Breezy Ocana Flaquer, de la República Dominicana, ha doblado cerca de 300 vídeos al español acerca de juguetes fabricados con materiales de desecho. Estamos tratando de encontrar asociados para doblar los vídeos al nepalí y al bengalí, y ayudar a que los niños de esos países en desarrollo aprendan mejor las ciencias.

(Ilustraciones de Vidula Mhaiskar)